“Faltan espacios para probar tecnologías nuevas”